domingo, 23 de octubre de 2011

LAS VIDAS DEL TIEMPO (I parte)

Hace un año que empecé a pensar en este nuevo trabajo y aún que la parte gráfica no es, ni de lejos, la más elaborada hasta el momento, tengo que decir que si me ha requerido un gran esfuerzo de planificación, previo al lápiz.

Desde que empecé a madurar este trabajo me he planteado muchas veces mi propio pasado. He pensado en como soy y en lo que eso puede estar influenciado por mis vidas anteriores, en lo mucho que me gustaría poder acordarme de alguna de ellas, y recordar a las personas con las que la compartí. Aprender de las experiencias pasadas y no volver a cometer los mismos errores una y otra vez.

Si, os estoy hablando de “reencarnación”. Y, no, no me he vuelto loco. Simplemente es una hipótesis con la que he conseguido responder a ciertas preguntas para las que no encontraba solución con planteamientos “más racionales”. Y la verdad es que me gustan las conclusiones a las que he llegado. Solo siento no poder recordar mis pasados como hacía Catherine en “Muchas Midas, Muchos Maestros”, obra de Brian Weiss.


Por primera vez desde que comenzó este proyecto, hace cosa de tres años, me siento afortunado por tener varias personas a las que debo agradecer su altruista colaboración en esta nueva entrega:

A Cova, por contarme esta curiosa historia. Gracias.
A Nieves, por animarme a conseguir lo soñado. Gracias.
A Kon, por dejarme esa maravillosa obra de Brian Weiss. Gracias

Sin más rodeos, os dejo con la primera parte, de las dos que componen esta historia. Posiblemente la primera historia real de reencarnación que he conocido.

Intentaré que no dure mucho el paréntesis.

Espero que os guste.


- El momento y el sujeto para la inserción en un nuevo estado físico serán única y exclusivamente elección de los Maestros.
- La existencia de esta forma de “vida” debe permanecer bajo el más absoluto secreto de quienes la disfrutan y sus contemporáneos.

Las normas eran sencillas, pero exigían un alto precio a quienes debían cumplirlas. Por eso no sería la primera vez que se quebrantaban, pero si la última.

A aquellas alturas de su vida, Suevia estaba demasiado cansada para dejarse ir sin más. Habían sido demasiadas vidas vividas entre extraños, siempre perdidas en los confines del mundo. Demasiadas noches en vela, llorando por recuerdos que no había vivido, por dolores que no había sufrido, por gente a la que ya nadie recordaba, por sensaciones que ya nadie sentía. Estaba cansada de todo eso y se había propuesto ponerle fin. Aunque al hacerlo, acabaría con sus pasados y los futuros aún por venir.



Las gentes del Sonhza no acostumbraban a recibir muchas visitas, y siempre se mostraban ariscos con los forasteros. No le resultó fácil hacerse un hueco entre ellos, pero había venido para quedarse y aún que no sería por mucho tiempo, no permitiría que nadie se lo impidiera.

Una tarde paseando por la aldea se cruzó con una joven pareja y sus retoños. Ella estaba embarazada y ya empezaba a notársele. Al pasar a su altura sus cuerpos se rozaron, tan solo un instante, pero fue tiempo suficiente para que un escalofrío recorriera su espalda.
Lo había conseguido, la había encontrado!!
No tardó en trabar amistad con los futuros padres y poco a poco fueron poniéndose al corriente de sus vidas.



Una noche, sentados los tres junto al calor del hogar sintió que su tiempo se acababa y se dejo llevar:
- Esa criatura que estáis esperando… - dijo señalando a la joven y su ya abultado vientre- Cuando ella llegue a este mundo, yo partiré. Pero no estéis tristes, porque en ella volveré a la vida, por última vez. Me llamareis Cova, y me tratareis como lo que soy, el ser que custodia la sabiduría del tiempo…

- Seréis unos buenos padres, puedo sentirlo.
Las sonrisas se borraron de un plumazo y las miradas de preocupación se cruzaron entre los asustados padres.
- ¿Como sabes que será una niña? ¿Y que es eso de que en ella volverás a la vida? ¿De que demonios estas hablando?- acertó, al fin, a decir la joven.
- No me miréis así, queridos. Puede que sea vieja, pero aun sé lo que digo. Si me prestáis atención os lo explicaré:
Resulta que soy la última de una milenaria saga de hechiceras. A lo largo de los siglos nos han llamado de muchas formas, pero creo que la más acertada entre todas ellas es: “Las Que Lo Han Visto Todo”. Nuestros orígenes son inciertos incluso para nosotras, al igual que nuestro papel en el discurrir del tiempo. Nuestra esperanza de vida es de unos 100 años. Al cabo de los cuales morimos. - Dejó que el silencio los envolviera, para permitir que aquellas palabras calaran en sus mentes.
- Morimos en el momento en que una criatura viene al mundo, y en ese cuerpo volvemos a la vida.
- …
- Lo sé, lo sé… Se lo horrible que suena, pero creedme, no lo es tanto… mi alma ocupará el cuerpo de vuestra hijita, y con ella irán todos mis conocimientos, lo que se me ha legado durante siglos. Todo lo que he aprendido, mis experiencias y mis recuerdos. Pero no os preocupéis, todo eso permanecerá latente en su interior hasta que llegue el día…
- ¡¡... &%**-ªª@))??
- Por favor, no me mires así. No la he escogido yo. Eso se escapa de mis capacidades… se supone que yo no debo estar aquí, y que vosotros no podríais saber nada de todo esto. Y mucho menos la criatura.
Tras seis ciclos, la pequeña Cova se despertará con el peso del conocimiento acumulado durante milenios sobre sus hombros, y con todo el poder que ello le proporcionará. Pero tranquilos, el bucle se ha roto al encontrarnos. Esto no se volverá a repetir y ella será mi última vida…
- ……..
- Podréis sentiros orgullosos de ella, será una buena hija. Vivirá para ayudar a los demás, y lo mejor de todo es que lo conseguirá. Solo espero que encuentre, alguien que la entienda y la ayude. Y sobre todo, que se deje ayudar porque a buen seguro le va a hacer falta.
- **!!!%#”@3….
- ¿¿Bueno, que??No os quedéis tan callados, mirándome como si acabarais de ver un cochino volando… ¿¿Alguna pregunta??
Continuará…“De todo final nacen nuevas esperanzas”
Almas gemelas. Deepak Chopra
325x325mm
Grafito y l. acuarelable sobre cartulina.
2011

5 comentarios:

  1. cuando se cierra un ciclo otro comienza y asi sucesivamente, nuestras almas viajan a traves del tiempo en diferentes lugares, a veces tenemos la suerte de volver a encontrarnos con esos espiritus afines que estan conectados a nosotros de manera inexplicable, no sabemos el porque pero nos sentimos atraidos hacia ellos como imanes, entonces debemos aprovechar esa nueva oportunidad para disfrutar de su compañia.pd: ya que no me queda ninguna abuelita voy a adoptar a la viejita que con esa cara debe ser un amor.pd2:el dibujo precioso, mejor al natural claro

    ResponderEliminar
  2. en este caso y sabiendo que el dibujo me gusta mucho, mas me sorprendo a mi misma, por que por una vez me gusta mas lo escrito, sera que a medio camino de la lectura sufri un deja vu, como si esto fuera algo que ya viera o viviera en algun momento de mi vida.
    conociendo al autor, y mirando este dibujo enmarcado en su salon mire para el y no me parecia uno de sus trabajos super currados,pero no le dije nada. es bonito y esta muy bien. pero le falta ese exceso de perfeccion que busca en cada trazo y ahora despues de leer esto creo saber x que. realmente lo importante de este esta en el parrafo que lleva al lado.
    me alegro de ser una de las lectoras de estas historias entrelazadas entre grafito y tinta
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Hace un año he sido agasajada con el mejor de los regalos que nunca he tenido.
    Me han regalado un pedacito de alegría. Pedacito que me acompañará toda mi vida y que estoy segura seguirá en las siguientes...
    Muchísimas gracias!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cova, querida. Hace un año, cuando la agasaje con esa "alegría" de la que habla, pensé erroneamente que una viajera de su categoría necesitaria mucho menos tiempo para llegar hasta aquí. Aunque por otro lado, usted bien sabe que esta tambien es su casa, y por lo tanto que sus puertas estan literalmente abiertas para que venga cuando le plazca.

      No es necesario que me agradezca absolutamente nada, le aseguro que el placer fué mio.

      Espero volver a verla por aquí muy pronto.
      Le envio hasta entonces un beso enorme

      Eliminar