jueves, 8 de julio de 2010

REALIDAD SOÑADA.

Ya echaba de menos el tacto de los lápices. Entre una cosa y otra hacia casi 4 meses que no los tocaba. Lastima que el regreso sea con uno de esos dibujos “vacíos” en su contenido que, por suerte, hago muy de vez en cuando.

Todavía me queda alguna que otra persona a la que quiero plasmar en el papel, pero Musa se resiste a hacer acto de presencia y cada día veo el momento más y más lejano.

Mientras tanto, intentaré seguir soñando.
A veces es lo único que nos queda como motivación para despegarnos de la cama cada mañana y vestirnos una sonrisa al recordar esa vida paralela que todos vivimos en solitario aunque compartamos el lecho.

Algunos sois afortunados porque al volver a la realidad recordáis lo vivido en el reino de Morfeo.

Pero ese no es mi caso. Y cuando consigo escaparme de la contienda, que cada mañana libran Despertador y Sabanas, me siento vacío al ver que una parte de mi se ha quedado enredado en ese cálido campo de batalla.
Soy consciente de que la vivo con toda la intensidad de que dispongo, pero un velo de tristeza me cubre cada mañana al no ser consciente de a donde me escapo cuando no estoy en mi.

Hace años, conocí a una chiquilla que todos los días mientras volvíamos de clase, me contaba sus vivencias nocturnas, fuera de su cuerpo.
Tengo que reconocer que siempre he sentido cierta “envidia sana” hacia ella, al poder recordar su otra vida.

Aquí os dejo esta historia que no recuerdo haber soñado, pero que ahora ya es parte de mi “única” vida.


Te echaba de menos, y mucho. Llevas tantas lunas evitándome que casi no podía recordar los recovecos de tu cuerpo. Así que al finan no me has dejado otra salida y anoche te soñé.

Te guste ó no, fuiste mío y nada pudiste hacer para remediarlo. Te tenía todo para mí, sumiso a mi deseo y a mis deseos.
Mi mente te ha dio una nueva forma y volumen, te dio otra vida y la puso a mis pies. Y te aseguro que di buena cuenta de ella.

Por supuesto, te prefiero de carne y hueso, pero en tu ausencia solo te puedo decir que ha sido delicioso.

Hasta la próxima!

320X500mm
Grafito y l. acuarelable sobre cartulina.
2010

4 comentarios:

  1. Cuando estás viva pero no te das cuenta del gran regalo que tienes y dejas pasar los días sin más, por un montón de temores, la naturaleza, sabia como siempre, intenta avisarte de muchas maneras y una de ellas son los sueños.
    Besos y nunca dejes de dibujar

    ResponderEliminar
  2. ante todo decirte : preciosas palabras cargadas de sentimientos y contradicciones...realmente conmovedoras y penetrantes...
    te lamentas por no recordar lo soñado...pero déjame que te diga que creo que estas equivocado...siempre te dije que tus cuadros eran oníricos...para mi son sueños...y pienso que son el reflejo de lo que tu sueñas y no recuerdas...tu inconsciente te conduce a este tipo de dibujos... te muestra tus sueños a través de tus manos....sigue soñando y conduciéndolo al lápiz...a si todos podemos maravillarnos con tus sueños de papel

    ResponderEliminar
  3. Cuenta la leyenda que cuando no puedes dormir de noche es porque estás despieto en los sueños de otra persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que no agradezca el comentario, pero me veo en la tesitura de pedirle amablemente a quien sea que me retiene en ese cautiverio onírico, que me libere de cuando en cuando para poder recomponer cuerpo y mente con un buen sueñecito, porque de un tiempo a esta parte no pego ojo.
      Muchas gracias.

      Eliminar