martes, 30 de noviembre de 2010

DETALLES.

“Hl,ya duerms?akbo d llegar,como stas?Uno d esos dias fue cndo paso lo d mi abuela y t kdaste alli,no t imxtaba estar solo,y cndo t fuist t acordabas d mi.bns noxs.bkñs”eaf_21-07-2010Hace unos meses recibí este sms, y muy a mi pesar no fui capaz de contestar. Tuve la sensación de que cualquier cosa que pudiera decirle, rompería la “magia” del momento. Y “magia” es algo de lo que ando un poco escaso.

Casi cinco años atrás yo fui agasajado con un gesto “parecido” cuando Icía cruzó medio reino, sólo para estar a mi lado en uno de “estos” momentos.
Yo no necesité viajar durante horas. En apenas quince minutos estaba junto a ella, y allí intente mantenerme todo el tiempo que se me permitió. Desde luego mucho menos del que me hubiera gustado, y mucho menos del que necesitaba.

Un gesto, una mirada, una visita relámpago, una caricia inocente, un sms a última hora y sin mas intención que decir “buenas noches”, pueden hacer que un mal día se convierta en un día para recordar el resto de tu vida. Pueden hacerte reír o llorar como no has reído o llorado en tu vida. Pueden cambiarte la vida, sin que ni siquiera te des cuenta.

Esta es otra historia triste, para este blog lleno de lágrimas. Aunque hoy, me siento como ese rayo de sol que se cuela entre nubes de tormenta.


El que más y el que menos se obliga a lucir una sonrisa forzada mientras se aguanta las lágrimas, intentando mentalizarse de la inminente despedida. Otros simplemente se hacen los remolones a la espera de que llegue “el momento” y con él se vaya el día.

No tengo muy claro si no puedo o no quiero hacerme a la idea de lo que ha sucedido.
Lo he temido cada día de mi vida durante los últimos años, como temía al “Hombre del Saco” cuando era cría. Pero ahora que esta aquí, no sé que hacer. No sé como debo comportarme. No sé lo que espera mi gente de mí, ni lo que puedo esperar yo de ellos. Pero sobre todo, no sé si alegrarme porque no volveré a temerlo, o quitarme la vida porque ya se ha ido!?

Y por si eso no fuera suficiente para un solo día, él ha venido. Está aquí!!
Le he visto ahí fuera, entre mi gente. Le he abrazado como si fuera de él de quien nos estuviésemos despidiendo. Los ojos se me han llenado de lágrimas y le he pedido que se fuera… pero ahí sigue!

Antes de venir sabía que se encontraría en una situación complicada. Que probablemente estaría solo en un entorno incomodo y desconocido. Que su mente se volvería a llenar con aquellos momentos que no puede olvidar…
Y a pesar de todo eso, ha venido.
Ha venido solo, y sólo para “protegerme”

Hoy le siento como si fuera mi ángel de la guarda…

Estoy segura de que no puede hacerse una idea de lo mucho que se lo agradezco y de cuanto me ayuda su simple presencia. Y al mismo tiempo no quiero que esté aquí, aunque no sabría como explicarlo. Ni siquiera yo lo entiendo.
Me ha dado la vida el que haya venido y solo quiero que se vaya…


“… y si cerrara los ojos e imaginara algo mejor, tal vez llorase al abrirlos porque hay que ver cuanto dolor..”Frank-T, Optimista y Soñador.

325X390mm
Grafito y l. acuarelable sobre cartulina.
2010

3 comentarios:

  1. muy lleno de sentimiento como todo lo que haces...por eso me gusta tu dibujo y tu forma de escribir...no son banales....no estan vacias...tienen un nucleo de sentimientos y vida propia...
    bikos....mer....me gusta mucho de verdad

    ResponderEliminar
  2. Son momentos en los que no sabes si quieres que las horas corran o pasen tan lentas que el día parezca eterno. Te aferras a la idea que mientras esté ahí la sientes cerca, pero cuando llegas a ese lugar, el frío de la piedra se te mete en el cuerpo y sólo buscas un corazón que te reconforte con un abrazo. Y allí estabas.

    Estas lágrimas por un recuerdo no son dolor, es cariño, amor, es un sentimiento que está dentro y que no dejas escapar por miedo a que te lo roben, porque es tuyo y forma parte de ti.

    Sigues siendo mi ángel.

    ResponderEliminar
  3. todos necesitamos alguna vez ponernos una mascara y salir a la calle con ella porque asi impedimos que la gente se cuele en nuestros sentimientos y nos haga sentir vulnerables. el dibujo muy chulo aunque esos ojos siguen inquietandome...

    ResponderEliminar